"Sarhua; Bastión de la resistencia cultural andina"

23 nov. 2006

El Rey de España Juan Carlos I, frente a la inmigración

El Rey pidió el miércoles en Canarias unidad, rigor y solidaridad para hacer frente a la inmigración ilegal, y reiteró la "firme voluntad" española de luchar contra el tráfico de seres humanos.
Según datos de la Delegación del Gobierno, en 2006 han llegado a las costas canarias, en cayucos que hacen la peligrosa travesía desde las costas africanas, unos 30.000 inmigrantes ilegales, de los cuales permanecen en los centros de acogida y retención unos 1.300.
El Rey agradeció los esfuerzos que, "con eficacia y generosidad", despliegan para encarar la avalancha de inmigrantes los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, las Fuerzas Armadas y las instituciones públicas, "así como la valiosa labor humanitaria" que también desarrollan muchas entidades y organismos.
Por fin tenemos noticias más coherentes y llenas de sensatez y acorde con las circunstancias, después de todo lo crítico y cínico que fueron algunos políticos como el diputado del PP, con respecto a la inmigración. Que por cierto el Señor Aznar y compañía ya tienen motivo para pedir perdón públicamente de tal circunstancia, ya que es amigo de solucionar los problemas pidiendo perdón. Así como él, nosotros, también esperaremos a que se pronuncie.