"Sarhua; Bastión de la resistencia cultural andina"

27 dic. 2006

El Hermano Salvador Palomino nos escribe desde Bolivia

Queridos amigos y amigas, hermanas y hermanos:
Ante todo, mis cariñosos saludos por esta Navidad, fiesta de la unión familiar, que para nosotros los andinos es el QAPAQ RAYMI, fiesta de WIRAQUCHA, el "ente energético universal", "padre/madre" de todo lo existente. Así mismo, mis mejores augurios por la próxima fecha del Año Nuevo, con un abrazo para todos.
Para algunos de ustedes esta carta debe ser una sorpresa, para otros no, porque ya lo sabían. Desde el 27 de septiembre pasado me encuentro aquí en la ciudad de Sucre, Bolivia, por invitación del Constituyente Félix Cárdenas Aguilar, Indígena y dirigente del Pueblo Aymará, con quien me une más de 10 años de amistad además de una coordinación constante por la presencia y los derechos de nuestros pueblos originarios en los Andes. Agradezco también, aquí, a la organización TINKU-Dinamarca, de la cual soy parte, por hacer el esfuerzo económico tanto para mis pasajes como para los gastos de mi estadía en Bolivia, hasta el 09 de marzo 2007 en que debo volver a Copenhague.
Como ustedes saben, aquí en Bolivia, el pueblo soberano ha elegido una Asamblea Constituyente de 255 miembros, y que ha sido instalada en la ciudad de Sucre, el 06 de agosto pasado, quienes, en el término de un año, deben presentar al país una nueva Constitución Política del Estado. Dentro de los 255 Constituyentes están 137 del MAS ("Movimiento al Socialismo", del Presidente Evo Morales) y 60 miembros del principal partido opositor, PODEMOS ("Poder Democrático y Social" de Tuto Quiroga). Los 58 Constituyentes restantes pertenecen a 14 partidos y agrupaciones ciudadanas donde, dentro de ellos, se ha conformado el "Bloque Popular Alternativo", con 19 Constituyentes de diferentes bancadas, quienes han firmado un pacto con el MAS, para apoyarlos en casos de acuerdos comunes. Dentro de este Bloque se encuentra el Constituyente Félix Cárdenas Aguilar.
El próximo 06 de enero 2007 ya serán cinco meses del funcionamiento de la Asamblea Constituyente, y en todo este tiempo sólo han logrado aprobar el Reglamento Interno, sin embargo faltando todavía el muy discutido artículo 70, que trata sobre la forma de votación para la aprobación de los artículos y del texto final de la nueva Constitución. El MAS plantea mayoría "absoluta" para la aprobación de los artículos y 2/3 (dos tercios) para la aprobación del texto final de la nueva Constitución, es decir una fórmula mixta, mientras que la oposición plantea 2/3 para todo. Ni con sus aliados el MAS podría llegar a 170 votos que constituiría los 2/3 de la Asamblea, por tanto, siempre tendrían que esperar algunos votos de la oposición para llegar a los 2/3 y, claro, con este sistema jamás la oposición aprobaría un artículo en contra de sus privilegios económicos o para el desmedro de su poder político. En el fondo, me parece, que su exigencia (con huelgas de hambre, cabildos, marchas, etc.) de los 2/3 es sólo una estrategia para trabar y hacer fracasar la Constituyente y la Revolución pacífica de Evo Morales. En este momento no se sabe cómo se solucionará esto, pero la directiva de la Asamblea Constituyente ya ha manifestado en estos días que se ingresará inmediatamente "en enero del 2007, a la conformación de Comisiones", ojalá.
La Comisiones son 21, la primera de ellas es "Visión de País", la más importante (según mi parecer) porque tratará sobre el carácter del nuevo país, con incorporación de los derechos de los 36 pueblos indígenas existentes en Bolivia. Félix Cárdenas está siendo voceado por los medios periodísticos como el posible presidente de esta Comisión, esperamos que sea así, es una persona muy inteligente y un Indio muy seguro de sí mismo, plenamente comprometido con los derechos de los pueblos Indios y muy consciente del carácter plural social de la actual Bolivia.
Sin embargo, a todo esto, parece que la lucha va a ser muy dura, porque en el fondo se reactiva aquí la eterna lucha de sistemas desde la llegada de los españoles: El sistema Indio con su carácter colectivo y comunitario que ha logrado subsistir hasta hoy a pesar de siglos de afrenta desde la llegada de los invasores y, el sistema occidental, que con su individualismo y propiedad privada trataron y tratan de cambiar la propiedad comunal en propiedad privada mediante la consolidación de los grandes latifundios y, para esto, utilizan como método la discriminación racial, cultural, la exclusión o el olvido, y la conversión de los pueblos indios en sólo objetos de uso o de servicio. Ni las independencias nacionales fueron libertad para los Indios, fue peor, los revolucionarios independentistas se convirtieron en los nuevos gamonales con el despojo abierto y despiadado de las tierras comunales (que en cierta parte hasta en la colonia se había respetado) y, para ello, contaron con el apoyo de sus caudillos, fueron San Martín y Bolívar los que, con sendos decretos y leyes, privatizaron las tierras comunales, que a la larga, por el sistema de compra y venta, incrementaron por doquier las nuevas grandes haciendas.
Hoy, hay esperanzas de que en Bolivia, como un ejemplo para el resto de América, los Pueblos Indios recuperen sus tierras y sus territorios, sus formas colectivas de vida, sus propias formas de autoridad, su propia forma de religión cósmica-espiritualista que, por la persecución de los curas, hasta hoy ha estado clandestina. Hay un principio filosófico Indio que dice: "La Unidad en la Diferencia", y esto significa que siempre hemos sabido vivir mancomunados entre pueblos diferentes, con tolerancia y respeto mutuo entre todos. Y hay otro principio que dice: "La igualdad en la Pluralidad". Desde tiempos inmemoriales América ha sido sede de cientos y miles de Pueblos Indígenas diferentes, y los estados que surgieron siempre han sido Confederaciones de Pueblos y Naciones, como el TAWANTINSUYU, y que les caracterizaba ser plurinacionales, pluriculturales y plurilingües (aunque la visión de los historiadores nacionales o extranjeros, sobre la historia de nuestros pueblos originarios, digan otra cosa).
Lo que están tratando de hacer aquí (que también se tratará de hacer en Perú, en Ecuador) es, convertir una Constitución excluyente de los Pueblos Indígenas y sus derechos a una nueva Constitución elaborada por todos los bolivianos para todos los bolivianos. Es la esperanza del pueblo boliviano tener aprobada su nueva Constitución el próximo 06 de agosto de 2007, con refundación de su país y, como dice un vocero de los constituyentes "con un estado unitario, donde se reconozca la heterogeneidad del país y su carácter pluriétnico, multicultural y multilingüe".
Bueno, cuántas cosas más para decir, pero aquí les dejo. Mis saludos fraternales y un abrazo a todos.
Salvador.