"Sarhua; Bastión de la resistencia cultural andina"

11 dic. 2006

Muere el dictador sin rendir cuentas a la justicia


Augusto Pinochet Ugarte, gobernó Chile con mano de hierro desde 1973 a 1990, tras dar un golpe de Estado al Gobierno de Salvador Allende “para liberar al país del yugo del marxismo”. En esos años, miles de personas, entre chilenos y extranjeros opositores (entre ellos españoles) fueron asesinadas y torturadas por su régimen. Nacido en Valparaíso el 25 de noviembre de 1915, ingresó en la carrera militar a los 17 años y fue ascendiendo hasta que el propio Salvador Allende le nombró comandante en jefe interino del Ejército, en 1972
El que fuera dictador más sanguinario de todos los tiempos en Latinoamérica, finalmente murió este domingo a los 91 años de edad en el Hospital Militar de Santiago, donde se encontraba ingresado desde hace una semana. Será enterrado sin honores de Jefe de Estado en próximo martes.
Desaparece pues un dictador sin rendir cuentas a la Justicia, pese a que innumerables veces fué requerido para ello.
Si la Justicia humana no pudo sancionar sus execrables crímenes de genocidio, violación de los Derechos Humanos; tampoco creemos que la divina sea capaz, porque este dictador gobernó con la complicidad de la Iglesia y el imperialismo sobre todo yanqui. Solo, si acaso, esperamos que la Historia juzgue y le coloque en el lugar que le corresponde y sobre todo NUNCA MAS, se vuelva a repetir.