"Sarhua; Bastión de la resistencia cultural andina"

16 ene. 2007

Los inmigrantes ecuatorianos rechazan la "politización" de sus convocatorias de repulsa al terrorismo en España

La convocatoria de rechazo a los atentados de ETA, perpetrados en la T4 de aeropuerto de Barajas en Madrid, impulsado por la Asociación de inmigrantes ecuatorianos en España (Rumiñahui) ha descubierto claramente una vez más la brecha de desacuerdo en la clase política española y sobre todo la utilización partidista de los actos de repulsa.
Sobre todo se ha visto claramente el empecinamiento contumaz del PP al intentar boicotear los referidos actos.
Los inmigrantes en España en general, consideran lícita discrepar el proceso de paz, y en algunos casos ni siquiera saben ni opinan, porque el objetivo de un inmigrante latinoamericano una vez pisado suelo español es trabajar y trabajar, pero consideran imperdonable no acudir a un acto de solidaridad con las familias y paisanos de las victimas como son Diego Armando Estacio y Carlos Antonio Palate, es imperdonable no intentar unir fuerzas y voces para rechazar la barbarie terrorista. El PP una vez mas se delata, para el PP los inmigrantes no existen, a veces solo sirven para hacerse las fotos cuando se acercan las elecciones, para el PP los inmigrantes siempre serán ciudadanos de segunda, aquellos que traigan la catástrofe a España, para el PP no cuenta aquellos que derraman su sangre en los campos de batalla defendiendo banderas ajenas como si fueran suyos y su sudor trabajando para el progreso de ideales que al final también serán suyos.
Los inmigrantes consideran y entienden que por encima de todo está la unidad nacional, la unidad de los partidos contra ETA y contra todo tipo de barbarie y terrorismo que intente socavar la democracia, y con actos como los convocados solo pretenden hacer saber su rechazo.