"Sarhua; Bastión de la resistencia cultural andina"

9 dic. 2008

Sarhuinos trabajan de temporeros en España

Hemos tenido la ocasión de comprobar que 2 hermanos sarhuinos (dentro de 100 ayacuchanos que trabajan) están de temporeros en España (Pulpí- Almería); esto ha sido posible mediante un acuerdo entre el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo del Perú y la empresa española AGRUPA-PULPÍ S.A. dedicada a la producción y venta de frutas y hortalizas a todos los países de la Unión Europea.
El pasaje de ida y vuelta al Perú es financiado por la empresa y los trabajadores deberán devolverlo en 9 mensualidades mientras trabajan en España.
Estos temporeros permanecerán hasta Junio del 2009, trabajando en Almería ganando entre 6 a 7 dólares la hora, pasado aquel tiempo están obligados a retornar al Perú a la cual se comprometieron al firmar sus contratos laborales.
Julián Quicaño Parco(Foto) y Marcial Berrocal Evanán son los 2 hermanos sarhuinos que se desempeñan como temporeros en Almería – España, dicen sentirse muy ilusionados sobre todo afortunados por contar con una posibilidad de mejorar sus condiciones de vida y la de su familia gracias al dinero que puedan ahorrar, pero que por otra parte sienten nostalgia por sus familiares que se han quedado solos y tristes en el pueblo, trabajan desde las 8 de la mañana hasta las 5 de la tarde parando al mediodía para comer durante una hora, de Lunes a Sábado sobre el trabajo refieren que no es difícil desempeñarse porque vienen avalados por su experiencia contrastada como trabajadores agrícolas, y en el caso específico de Julián Quicaño Parco (foto) aún más porque viene acreditado por un Titulo de Formación Profesional de Técnico Agropecuario otorgado por el Instituto Superior Tecnológico Público “Federico Gonzalez Cabezudo” de Huancasancos, departamento de Ayacucho – Perú.
Nuestra opinión:
El gobierno peruano mediante su Ministra de Trabajo, Susana Pinilla Cisneros, y la prensa peruana ha ensalzado este hecho detallando que “los trabajadores viajaran a España con la garantía de que gozarán de todos sus derechos laborales, sin distinción de cualquier trabajador de ese país”, “Tendrán una excelente remuneración mensual, su hospedaje está garantizado. Terminado ese tiempo, regresarán al Perú, y tendrán la posibilidad de ser recontratados”, -de hecho este contingente del cual referimos es la segunda vez que vienen a España- Lo cual a la hora de la verdad difiere mucho de los comentarios mencionados anteriormente, aclaramos esto porque estos trabajadores vienen contratados como mano de obra barata y desempeñaran la labor por el sueldo más bajo que nadie quiere en España, razón por lo que tienen que buscar temporeros en otros paises como es el caso de Sudamérica, Marruecos etc. pese a que hay mucho español en paro sobre todo últimamente por la crisis económica que reina en Europa y porque no decirlo en el mundo y, lo de “ahorrar 900 a 1,000 dólares” es relativo ya que los gastos de manutención, los descuentos cada vez más encarecidas no lo permiten, a no ser que sea a costa de recortar la alimentación a pan y agua, ¡claro! Que los empresarios españoles se quedaron muy conformes con el trabajador peruano, Que el trabajador Ayacuchano es de alto nivel por la experiencia diaria en la agricultura que se practica en Ayacucho - Perú y el caso de algunos que vienen avalados por conocimientos de formación profesional, (“Los ayacuchanos y ayacuchanas son seres humanos muy trabajadores, …son de espíritu noble como la tuna, hermosa planta que crece en cualquier lugar. Hasta en el terreno más pedregoso, su espíritu sale adelante siempre”) trabajan sin parar, no pierden tiempo parando para beber café, para fumar su cigarrillo ni pedir bajas médicas ni esperar a cobrar el paro, no conocen el ausentismo laboral; que son parte del hábito de la mayoría de los trabajadores oriundos, por lógica rendirán más. Son disciplinados y honrados, aceptan con estoicismo las órdenes e incluso insultos de los “capataces”, y no hay barreras idiomáticas que impidan la comunicación.
Las condiciones en la que viven son más bienes precarios y la alimentación igualmente deficitaria, ya que tienen que preparárselos muy temprano ellos mismos, y al medio día y cena comer recalentando los alimentos que ellos muy de madrugada han preparado, generalmente un solo plato a base de hidratos de carbono y legumbres.
Algunos logros que se puede sacar en conclusión quizás sería el intercambio de conocimientos, es probable que aprendan nuevas tecnologías y formas de cultivo que se puedan aplicar en Ayacucho, pero solo algunas porque la situación geográfica y económica de Almería difiere mucho a la de Ayacucho. En Almería las empresas tienen subvenciones y dinero para trabajar con la última tecnología en Ayacucho el gobierno peruano no subvenciona ni hay dinero para aplicar tecnologías nuevas.
Mejoran algo su condición y la de su familia, a costa del distanciamiento de ellos y el rompimiento del núcleo familiar, generando vulnerabilidad social, el precio social a pagar es muy alto, aunque el ayacuchano dentro de su nobleza diga: "Nos da pena dejar a nuestras hijitos y nuestros mujeres, pero sabemos que es para una mejoría".

Hoy en Almería se canta con más sentimiento el “Ayacuchano Huérfano pajarillo
Ayacuchano huérfano pajarillo
A que has venido a tierras extrañas…..
Alza tu vuelo vamos a Ayacucho
Donde tus padres lloran tu ausencia….
En tu pobre casa que te ha faltado
Caricias, delicias demás has tenido
Solo la pobreza con su ironía entre sus garras quiso oprimirte……