"Sarhua; Bastión de la resistencia cultural andina"

26 nov. 2006

Comprar vivienda en el país de orígen, desde España

El colectivo de latinoamericanos es, entre todos los inmigrantes, el que más se endeuda.
El importe medio de sus hipotecas es de unos 207,943 euros, que representan el 91 % del valor del inmueble. Para un peruano, ecuatoriano o colombiano pagar un piso en España supone un esfuerzo equivalente a 8,3 veces la renta anual media de una familia inmigrante y trabajadora, frente a las 6,3 veces que le cuesta a la población autóctona (es decir española). Por ello, no es extraño que algunos inmigrantes opten por comprar viviendas en sus países de origen, con vistas a un rápido retorno, al futuro de los hijos que a dejado o a con la esperanza de una buena jubilación, sobre todo, es muy frecuente esta forma de comprar vivienda en el país de origen en el colectivo ecuatoriano. La razón es sencilla: allí son más asequibles.
Los promotores de vivienda que están siempre a la caza de clientes y atentos a los movimientos del mercado cada vez cambiante, ya dieron con una solución para facilitar este tipo de transacciones: las ferias. El pasado mes de abril se celebró la primera feria para ecuatorianos en la casa del Campo de Madrid, donde se ofreció a los inmigrantes del país la posibilidad de mirar y comparar precios, informarse de ayudas para acceder a la vivienda e incluso como pagar la entrada de un piso. La formula también es siempre sencilla: comprar allí desde aquí. Este tipo de experiencia se ha abierto a otros colectivos con el mismo sistema de ferias, aunque por el momento la población ecuatoriana se muestra mas proclive a este tipo de compra, en cambio el colectivo peruano en su gran mayoría prefiere enviar dinero y construir la casa de sus sueños con la ayuda de familiares que quedaron en el Perú.
Este sistema es muy arraigado en los inmigrantes nuevos mientras que los antiguos de alguna manera ya arraigaron en esta nueva tierra de acogida y prefieren invertir todo en España, por diferentes motivos. como la nacionalización, o que la mayoría de la familia ya esta con ellos radicando en España, o que los hijos ya empezaron a estudiar y por tanto necesitan quedarse aun por más tiempo o quizas ya adaptados a la nueva cultura ya piensan quedarse definitivamente.