"Sarhua; Bastión de la resistencia cultural andina"

29 nov. 2006

Para un inmigrante comprar piso cuesta la mitad que vivir de alquiler

Comprar un piso, para un inmigrante, gracias a las revalorizaciones y algunas pequeñas ventajas fiscales, es mucho más rentable que alquilar.
Adquirir una vivienda cuesta prácticamente la mitad que vivir arrendado, incluso teniendo en cuenta los efectos de la subidas de precios. En concreto, el coste medio de alquilar un piso de 90 metros cuadrados cuesta en España una media de 9.308 euros al año. Cantidad un 11 % superior a los 4.837 euros anuales que hay que abonar para la compra, en un supuesto de un piso de la misma dimensión que, financiado mediante una hipoteca a 25 años por el 80 % del precio –a un tipo de 4,15%-, se disfruta durante diez años como vivienda habitual para venderlo si se desea pasado este tiempo.