"Sarhua; Bastión de la resistencia cultural andina"

5 ene. 2007

Sabores y colores latinoamericanos en España

Los puestos y tiendas de origen latinoamericano en Barcelona se multiplican, y en cada una de ellos florecen sabores, formas y colores exóticos, hasta cierto punto extraños y que en muchos casos despiertan la curiosidad de los españoles.
La inmigración ha hecho que la globalización de los alimentos se multiplique y reaparezcan como el ave fénix, los colmados que estuvieron a punto de extinguirse por la brutal invasión de los súper, hiper o los grandes almacenes, ahora gracias a la inmigración tiene la oportunidad de renacer y sobrevivir.
La inmigración latinoamericana muy proclive de mantener la forma de preparación de sus alimentos, en muchos casos nexo casi imposible de romper, preparan sus alimentos en casa y por tanto necesitan abastecerse de los mismos, lo cual por ha abierto un nuevo mercado emergente en los colmados, tiendas o “paradetas” (en catalán); ya no es extraño ver colmados reconvertidos en colmados latinos regentados por inmigrantes, abarrotados de productos enlatados, envasados, embotellados, congelados en Sudamérica, puestos de frutas como la papaya, piña, mango, aguacate etc., verduras como el cilantro, huacatay, hierbabuena, cebollita china, saborizantes como el rocoto, ají colorado, ají panca etc. Otro rubro del comercio casi desaparecido en España y que a emergido es la venta de viseras (llamados despojos en España), nada más pasar por el Mercado más famoso de la Boquería en Barcelona se nota claramente la cantidad de inmigrantes sudamericanos comprando lenguas, sesos, tripas, cabezas, corazones, hígados, pulmones y panzas al lado de unos pocos españoles sobre todo mayores.
Como se puede observar es pues una muestra de la contribución del inmigrante latinoamericano al mercado español, que cada vez va creciendo, la mayoría de la clientela hasta el 80% son inmigrantes latinoamericanos, el resto son curiosos, o familiares de inmigrantes que surgen de la mezcla de parejas, otros son aquellos que visitaron Latinoamérica y se quedaron maravillados con los colores y sabores y desean repetir.
Otro tanto se repite con la proliferación de restaurantes con comida típica latinoamericana, donde el sabor picante del arte culinario se mezcla con el sonido de la música latinoamericana.