"Sarhua; Bastión de la resistencia cultural andina"

14 nov. 2009

Nonagésimo Aniversario de Sarhua, y el 2010 “Año del Centenario"

La comunidad andina de Sarhua, está de aniversario (cumple 99 años de su creación política como distrito) precisamente hoy día 14 de Noviembre de 2009, día en que se publica esta nota y dirige sus pasos hacia la
 celebración de su centenario el año que viene (2010), todo esto inmerso en profundos cambios estructurales
 y sociales, lastrado por la deficiencia en algunos de sus recursos como son por ejemplo el educativo y sanitario que vienen a ser pilares fundamentales en toda sociedad que se precie de moderna y que en este caso concreto no siempre depende de los esfuerzos de los principales actores que son los sarhuinos sino más bien del estado peruano inoperante en la zona.
Llega a su centenario al igual que otras comunidades hermanas de la región después de recorrer diferentes etapas entre ellas primero el olvido ominoso por mucho tiempo a que fue sometido en parte debido a su accidentada geografía y otros por que no ofrecía aparente interés o importancia, fue afectado posteriormente por la violencia armada de los años 80 con menos saña que otras comunidades andinas, precisamente por su accidentada geográfica; la agreste ubicación a supuesto a la comunidad mantener su cultura ancestral por mucho tiempo inmaculado, un oasis etnográfico para los estudiosos que alimentaron sus teorías e investigaciones hasta llegar a considerarse en nuestros días uno de los últimos bastiones culturales del Tahuantinsuyo; esta accidentada geografía a supuesto a sus habitantes el despliegue de un esfuerzo supremo y titánico para impulsar iniciativas tendientes a proporcionar un cambio en esta suerte natural que tiene desde su nacimiento la comunidad, sumidos siempre al olvido o escaso interés del estado peruano, la violencia fratricida que asoló la región empeoró o paralizó las gestiones de los primeros y tímidos proyectos de desarrollo, pero posteriormente gracias al interés y la implicación de sus autoridades se reanudaron para concluir satisfactoriamente en algunos casos y en otros como la regeneración urbana y la instalación de sus servicios restantes aun continúan.
El año del centenario servirá para valorar posiblemente los objetivos hasta hoy cumplidos y determinará la verdadera dimensión de sus alcances y dictaminara al final si efectivamente la comunidad está preparada para ocupar su sitio en la nueva era, muchos nos felicitamos de la suerte que ha tenido la comunidad en contar con servicios como agua potable, luz, TV, telefonía, Internet, educación inicial, primaria y secundaria, sanitarios y otros, pero también somos otros tantos los que estamos preocupados por mantener el espíritu de la nación quechua como seña de identidad y que confiamos no se pierda ante la invasión avasalladora y geoestratégica del monopolio del capitalismo enmascarado como “progreso”.
Es de prever que en el transcurso de los próximos días o meses la Municipalidad del Distrito, publique o comunique el programa de actividades conmemorativas del acontecimiento más grande de los últimos tiempos que tiene la comunidad, las cuales posiblemente se desarrollen a lo largo de todo el año próximo (2010), las iniciativas que comienzan a barajarse en diferentes partes del mundo (recordar que hay sarhuinos amantes de su comunidad repartidos por el mundo) deben sumarse a esta macro fiesta, que estamos seguros deben generar unión y aunar voluntades que sean capaces de sumar para ganar en beneficio de la comunidad
Desde nuestro punto de vista se hace necesario exhortar y por que no fortalecer el ideal de nuestras autoridades para que gestionen estas actividades con eficacia y hagan que los beneficios repercutan directamente en sus comuneros, hacer de este acontecimiento una oportunidad, que los desplieguen con perspectiva de futuro, aprovechar esta gran oportunidad para catapultar a la comunidad a otra nueva dimensión social, pero sin perder su esencia cultural milenaria (ineludible por cierto) manteniendo nuestro espíritu ancestral como seña de identidad y sobre todo sin olvidar jamás que pertenecemos a esa gran nación quechua.
Para terminar no sin antes de felicitar a todos los sarhuinos en su 99 aniversario, reproducimos textualmente el acta de la creación política:
Ley de creación de la Provincia:
Ley Nº 1306
EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA.
Por cuanto:
El Congreso ha dado la ley siguiente:
El Congreso de la República Peruana Ha dado la ley siguiente:
Art. 1º - Divídese la provincia de Cangallo, del Departamento de Ayacucho, en dos secciones, que formaran igual número de Provincias, de la manera siguiente: Una que conservará el nombre de Cangallo, teniendo como capital la Ciudad de la misma denominación, y que comprenderá los Distritos de Cangallo, Huambalpa, Vischongo, Paras, los pueblos de Quispillacta, Cancha-Cancha y la hacienda de Chacolla del Distrito de Chuschi, así como los pueblos de Totos-Paras, Anos y Ayuta del Distrito de Totos, con sus límites actuales. Otra que llevará el nombre de Víctor Fajardo, teniendo como capital el pueblo de Huancapi, y que comprenderá los Distritos de Canaria, Hualla, Colca, Huancaraylla, Carapo y Sancos, con sus límites actuales; comprendiendo, además los Distritos que se crean por la presente ley.
Art. 2º - Créase los Distritos de Sarhua y Vilcanchos, en la siguiente forma: El de Sarhua, que comprenderá los pueblos de Tomanga, Huarcaya, Auquilla y Sarhua, teniendo como capital este último. El Distrito de Vilcanchos que comprenderá los anexos de Cocas, Urancancha, Espite y el pueblo de Vilcanchos que será su capital.
Comuníquese al Poder Ejecutivo para que disponga lo necesario a su cumplimiento.
Dada en la sala de sesiones del Congreso, en Lima a los 25 días del mes de Octubre de 1910.
Antero Aspillaga, Presidente del Senado.
Antonio Miró Quesada, Presidente de la Cámara de Diputados.
Juan C. Peralta, Secretario del Senado.
M Irigoyen Vidaurre, Diputado Secretario. Al Excmo. Sr. Presidente de la República.
Por tanto:
mando se imprima, publique y circule y se de el debido cumplimiento. Dado en la Casa de Gobierno, en Lima, a los 14 días del mes de noviembre de 1910.
- A.B. LEGUÍA.
- Enrique C. Basadre.