"Sarhua; Bastión de la resistencia cultural andina"

14 sept. 2010

La Fiesta Electoral o Carnaval de Candidatos de Sarhua – Ayacucho


"Este Portal no se hace responsable de las opiniones aquí vertidas"

Siete candidatos se disputan el sillón del gobierno local del distrito de Sarhua. El número de votantes apenas llega 1739 electores (dato del año 2010). ¿Qué hay detrás del sillón municipal? Lo cierto, ser candidato a la
 alcaldía se ha convertido en el más preciado de las últimas elecciones. ¿Por qué todos quieren y ambicionan la alcaldía? Acaso todos tienen vocación de servicio al pueblo, por lo menos demostraron responsabilidad, honestidad, idoneidad, capacidad y profesionalismo en instituciones donde laboran o son candidatos improvisados que intentan probar si la suerte les favorece, sus hojas de vida de cada candidato explica todo. La mayoría de candidatos no asumió un cargo tradicional alguno, a excepción de candidatos del Partido Perú Posible y Movimiento Regional Unidos por el Desarrollo de Ayacucho, parecen ser los únicos residentes reales, el resto tienen domicilio fingida en Sarhua y anexos.
Los candidatos de Alianza Electoral Frente Regional, Movimiento Independiente Regional Todos con Ayacucho, Movimiento Regional Musuq Ñan, Movimiento Regional Qatun Tarpuy, Partido Político Alianza para el Progreso, señalan residencia permanente a Sarhua y anexos, no justifica las declaraciones, sus estudios realizados y actividades laborales ejercen en la ciudad de Ayacucho y en otras ciudades. Ejemplo el candidato de Movimiento Independiente Regional Todos con Ayacucho, en su experiencia laboral señala Foncodes de marzo-2009 hasta la actualidad (residente en una obra), sin embargo septiembre-2009 a marzo-2010 fue Gerente de Desarrollo Urbano en la Municipalidad de Cangallo, también entre mayo-2009 a agosto-2009 fue residente de obra en Foncodes, cómo lo hace, trabaja o trafica (véase su hoja de vida); también fija 2 propiedades inmuebles costosos según auto avalúo, se supone se encuentra en Ayacucho, Lima u otra ciudad, asimismo no reporta estudios superiores universitarios u otro.
Todos los candidatos coinciden que son conocedores de la realidad histórica de los pueblos que integran al distrito de Sarhua. Proponen trabajar con participación de la población, rendición de cuenta anual con transparencia, enfoque en mejora de la calidad de vida. Asimismo, todos indican valores de honestidad, responsabilidad y trabajo. En realidad, las propuestas son maravillas, el problema es su aplicación no dicen ¿Cómo desarrollaran?. Si todos proponen desarrollo, mejora, etc., porque no entran en consenso y presentan una aspiración única, con el objetivo de llevar a delante el plan del gobierno local integral de Sarhua.
Bueno, tampoco tenemos muchas alternativas. Al final de cuentas la política está ausente de gente de nivel. Han desertado de la política las inteligencias, los mejores espíritus. Sufrimos una gravísima crisis de representación. El nivel es muy bajo. La corrupción invade todo el Fajardo, la región de Ayacucho y todo el país. La corrupción en el empresariado es muy alta, porque los negocios con el Estado implican una serie de tratativas bajo la mesa, negociaciones, comisiones, contactos y algo más; es por ello la presencia comparsa carnavalesca de candidatos.
El fondo del asunto es que los políticos ya no son los que mandan sino que son los que operan las grandes corporaciones se han convertido en el verdadero poder detrás de la política. Si usted revisa sus planes de gobierno es la misma para doce distritos, incluso para todos los distritos del departamento de Ayacucho y provinciales, si el partido y el movimiento regional participan en todos. Está seguro más de un candidato no conoce el plan de gobierno local de Sarhua a la cual postula, quienes han preparado son los candidatos a la alcaldía provincial de Fajardo, supuestos líderes y representantes de partidos políticos y movimientos políticos regionales, los planes son similares de provincial y distritos, no particulariza las necesidades urgentes de cada distrito más bien homogenizan las ideas sincrónicamente. Es decir, los candidatos no tienen programa propio y mucho menos estructura, vida interna, locales partidarios o de movimientos. En realidad son negociados políticos, oportunismo de colocarse como candidatos. Es la forma como se ganan la vida, lo que responde a una cultura política ajena a la ética, busca engañar conscientemente a la gente, haciendo politiquería y no política.
Entre los candidatos a la alcaldía distrital no hay uno que tiene cultura, reflexión, por lo tanto ninguno ha contribuido con una idea relativamente importante para Sarhua y sus anexos, aún peor para la región de Ayacucho. Los candidatos en carrera a la alcaldía distrital, ninguno son interesantes. Todos los candidatos pueden ser hombres eficientes, pero hasta ahí llega el elogio, no merecen ningún análisis político. Tienen todos las de ganar, algunos de ellos merece ganar, pero no creo que podemos acertar a escoger a esa persona. Uno se pregunta ¿Es necesario acudir a cuestiones no éticos para conseguir votos? ¿Todo vale? ¿El mensaje es la campaña, con el fin de ganar votos? Los candidatos deben tener fuerzas decentes, honestas y transparentes. En un acto de transparencia y decencia, algunos candidatos de los 7, han presentado toda la documentación sobre sus ingresos, una hoja de vida real. Han puesto los papeles sobre la mesa, pero otros no. Entonces, ¿De qué viven? ¿Cuáles son sus ingresos? ¿Cuál es su patrimonio? ¿Cuáles son sus propiedades? ¿Cómo es que no tienen bienes que se puedan embargar? ¿A nombre de quién están esos bienes? ¿Por qué no tienen un solo bien propio?.
Los electores somos los espectadores de lo que hacen y dicen los candidatos del próximo proceso electoral del 03 de octubre. Y no es para menos, los llamados partidos políticos, movimientos regionales inscribieron a personajes que los votantes no conocemos y a la vez dichos candidatos no conocen el escenario de Sarhua. Entonces, queda demostrado aquellos que hablan bonito, los que se victimizan, los que apelan a los sentimientos nobles del elector, los que se hacen los buenitos, honrados y hasta parecen sacerdotes o religiosos. Entre los candidatos, hay los que han cambiado de camiseta política muchas veces y comparten sus estilos en política: autoritarios, personalistas al extremo, mentirosos, incapaces; prometen luchar contra la corrupción, juran gobernar a favor del pueblo. La campaña política, ingresa a la etapa caliente o final. El estilo, el método, la consigna del “miente-miente que algo queda”. Frente a esto, los sarhuinos debemos estar alertas. En política nada ocurre por casualidad, tampoco es gratuita. Las campañas desesperadas de imagen y de demolición política, de algunos candidatos se han abierto paso. La historia no se debe repetir. Basta a la manipulación. La búsqueda de votos llevara a desesperación a más de un candidato, como el bochornoso incidente protagonizado del actual alcalde fantasma de Sarhua, candidato a la alcaldía provincial de Fajardo.
Hay tiempo para que todos los electores se informen de estos datos para tomar una decisión adecuada, muy lejos de dejarse ganar por los regalos o por los sentimientos familiares. Sea un voto bien pensado y elijamos entre los siete candidatos, a uno que merece y conoce la realidad de Sarhua y sus anexos, que aporte conocimientos y experiencias para superar las dificultades en educación, salud, social y cultural con propuestas coherentes en consulta con la población para el desarrollo de esta zona andina. Nosotros tenemos la palabra y el voto, pensemos en un voto consciente, elijamos a un candidato que tenga la capacidad de proponer alternativas de solución y desarrollo para Sarhua y sus anexos de manera equitativa.
Cirilo Vivanco Pomacanchari