"Sarhua; Bastión de la resistencia cultural andina"

19 ene. 2010

Sarhua tiende su puente colgante al turismo


Los comuneros de Sarhua (“comunkuna”), capital del distrito del mismo nombre en el Departamento de Ayacucho – Perú, han tendido su puente colgante (entre los días 11 y 16 de Enero), en el cercano valle de
 Tinkuq,-lugar de encuentro entre los dos grandes afluentes del rio Pampas, el río Qaracha o Sarhua y el río Chuschi, y de esta manera ha recuperado su gran símbolo ancestral y milenario de la ingeniería prehispánica, que estuvo paralizado.
Con este acto que desde ya se considera "Realidad histórica" se colma un proyecto de recuperación y reconstrucción que la Municipalidad de Sarhua en alianza estratégica con la Junta Directiva Comunal, liderados ambos por el Sr. Romulo Carhuapoma Huamaní y el Sr. Feliciano Pomacanchari Cáceres respectivamente; también merece agregar en este renglón una referencia al hermano Antropólogo Don. Salvador Palomino Flores quien ha hecho todo lo posible para gestionar y canalizar gran parte de la cooperación internacional desde Dinamarca (Su lugar de Residencia) y sobre todo darle realce internacional; podríamos sumar muchos nombres pero nos reservamos para un articulo posterior.
En el terreno de los acontecimientos los 2 ayllus de Sarhua, Sawqa (Con sus Mayordomos don Eleuterio Felices y Amancio Parco) y Qollana (con sus mayordomos don Pánfilo Alarcón y Samuel Quicaño), como antaño solían hacerlo, han recuperado la sabiduría que permanecía en fase de latencia en la memoria de sus mayores (ancianos) a los cuales se les denomina con respeto como “doctores” o “consules”, La comunidad andina de Sarhua con este hito histórico ha tendido un puente hacia su futuro, reabriendo un camino por sobre todas las vicisitudes que le ha tocado vivir bajo el ominoso olvido, camino por la cual pues los nuevos comuneros del Distrito de Sarhua deben discurrir escribiendo su propio destino, orgullosos de su pasado que permanece vivo.
La capital del Departamento, Ayacucho debe mover ficha en este sentido y responder y valorar el gran esfuerzo que han hecho los sarhuinos para demostrar al mundo sus valores como destino turístico de especial relevancia. Las tablas pintadas de Sarhua que engalanan algunos museos de EEUU y Europa, El moroponcho, que se pasea por Europa desde la muralla china hasta Sudáfrica de Nelson Mandela y la reciente reconstrucción de su puente colgante así lo ameritan; Sarhua esta vez merece y reclama un sitial de honor.