"Sarhua; Bastión de la resistencia cultural andina"

14 jun. 2011

En Sarhua Ollanta Humala alcanzó el mayor porcentaje de votos a nivel nacional (96.7 %)

Resultados de elecciones presidenciales por organización política de la provincia de Fajardo, departamento de Ayacucho, la votación más alta a nivel nacional de votos válidos corresponde a Sarhua, seguido por el distrito de Kelluyo (% 96.1), provincia de Chucuito, departamento de Puno. Fuente: Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), www.onpe.gob.pe/.
Elecciones Presidenciales 2011 (Segunda Vuelta)

(En Sarhua votaron con memoria: Un ejemplo histórico)

Por: Cirilo Vivanco Pomacanchari
Sarhua es un poblado andino, ubicado entre la confluencia de los ríos Pampas y Qaracha, uno de los doce distritos de la provincia de Fajardo, departamento de Ayacucho. Integran los poblados llaqtakuna o anexos: Tomanga, Aparo, Huarcaya, Auquilla y San Antonio de Qichawa. El día domingo 5 de junio, los sarhuinos asistieron masivamente a votar en las nueve mesas instaladas en los ambientes de la Institución Educativa Mixto Polidocente N° 38494, para elegir el nuevo mandatario.La campaña reñida de elecciones presidenciales de la segunda vuelta entre dos organizaciones políticas Fuerza 2011 y Gana Perú que participaron con la candidata Keiko y el aspirante Ollanta, también alteraron el modo de vida de los sarhuinos. Sarhua así como miles de pueblos andinos es recordado y visitado solamente en tiempos de elecciones municipales, regionales y presidenciales por miembros de los partidos políticos protagonistas; cabe señalar ni el alcalde distrital despacha asuntos de la municipalidad, ni vive en Sarhua, en realidad es un pueblo abandonado. Sin embargo, en las elecciones presidenciales de la segunda vuelta hemos actuado con dignidad, memoria, inteligencia, estrategia y hemos demostrado que nos interesa el devenir político de nuestro país; en relación a miles de pueblos que se dejaron sorprender por los regalitos. Los resultados de la votación es sorprendente, histórico y espectacular, los partidarios de Keiko soñaron que con los regalos se compran el apoyo de los electores, el comando de campaña nacional de la Fuerza 2011 aún pensaban que los pobres somos los tontos útiles de ser engañados como en la décadas de 90, se equivocaron.
La victoria electoral de Ollanta y la decisión de los sarhuinos de votar por la dignidad es un evento histórico. Es un triunfo de la memoria de los pueblos andinos, en específico de las regiones más pobres. Sin duda el recuerdo del régimen autoritario de Alberto Fujimori ha pasado factura a la candidatura de su hija, sobre todo el escalofriante escándalo de las esterilizaciones forzadas practicadas a las mujeres andinas, Keiko como mujer no supo explicar ni reaccionar ante el electorado femenino. A pesar de las disculpas brindadas por la candidata de Fuerza 2011, no obtuvo el respaldo.
La campaña estaba manejada y monitoreada por APRA y los grupos de poder utilizando el aparato estatal, el objetivo elegir a Keiko. Candidata que daba cara e imagen a la corrupción, la violación de derechos humanos, el narcotráfico, la injusticia e impunidad. El mandatario actual, intensificó la guerra política sucia, haciendo un empleo masivo y sistemático de los medios de comunicación social en favor de Keiko e intentaron demoler la imagen del candidato Ollanta Humala y su entorno, a fin de cumplir con su objetivo político, pretendieron no respetar el clamor de las grandes mayorías, que se evidencian en los votos, intentaron esconder y acomodar las cifras utilizando la maquinaria represiva el ‘fraude electoral’ que no llegaron consumar, para continuar con el modelo económico de saqueo, concesión, depredación, especulación, atraso y exclusión de la mayoría que acrecienta la desigualdad e inseguridad.
¿Quiénes y por qué apoyan a Keiko? No serán ¿Los supuestos dueños del Perú? Que controlan la economía y las finanzas, los grandes medios de comunicación social a través de la publicidad estatal y por ende la política, en manos de ellos está el ‘poder’. Keiko garantizaba a los ‘dueños del Perú’ continuar con sus privilegios la corrupción generalizada y gollería en los diferentes niveles del aparato estatal.
Los sarhuinos tenemos dignidad, somos el agua cristalina, limpia y pura, que descienden de los cerros más elevados de las cuencas de Pampas y Qaracha. En realidad es un ejemplo histórico evitar el retorno a la barbarie y verguenza internacional del fujimorismo, en las ánforas demostramos no a la banda organizada con fachada de organización política. Los sarhuinos hemos optado por la dignidad, por ello nuestro voto cívico fue por Ollanta, fue la única posibilidad; en cambio los Fujimori tiene un vergonzoso pasado lleno de corrupción y podredumbre, la historia negra como gánsteres, mafiosos y criminales. Votar por Keiko es ser cómplice de una mujer que se ha educado con el dinero del pueblo, sin experiencia en el campo laboral, hace turismo con los recursos del pueblo y admiradora de su progenitor el ex mandatario Alberto Fujimori; que manejo un sistema político intocable con crisis moral, pobreza, miseria, desocupación y corrupción.
La Keiko proviene de un círculo familiar donde el crimen, la tortura (su mamá era torturada por su padre) ha sido su vida cotidiana. Los Fujimori, hablan de honestidad sin embargo saquearon el tesoro público del Perú. Ellos llevaron el país a la dependencia total y beneficiaron a intereses extranjeros, implantaron una dictadura, sin embargo hablan de ‘democracia’. Hace quinientos años el Imperio Inka, fue la civilización más avanzada del mundo, ahora simplemente somos un insignificante satélite de otros países, por ejemplo de Chile o el huerto en donde campa a sus anchas Repsol, Telefonica y Banco Santander Central Hispano.
La Keiko en el debate presidencial señaló que su padre no es el que postula, sin embargo en las diversas propagandas y afiches fujimoristas, el ex presidente hoy reo por delitos de corrupción aparecía como el candidato. Los afiches publicitarios demuestran lo contrario que la candidata solo es un títere manipulado por el mafioso montesinos, su padre y toda la cúpula que la rodean y campearon en la corrupción en la década de los 90s. En toda la región de Ayacucho aparecieron en carteles, afiches y todo tipo de propaganda política a favor del fujimorismo, lo indignante y vomitivo en esta campaña de publicidad es la presencia de este material publicitario mostrando el rostro del ex presidente hoy reo por delitos de lesa humanidad y corrupción.
Distribuyeron a nivel nacional una propaganda electoral millonaria con imagen del padre de la candidata y al costado la letra K, principalmente en el interior del país. En la periferia de las grandes ciudades y en los pueblos andinos más alejados los militantes de la Fuerza 2011 repartieron afiches, libretas de notas, cuadernos, lapiceros, calendarios, tazas, libros para colorear, pulseras, etc; en donde aparece la candidata y su progenitor. Bajo la supervisión del mudo congresista electo por Ayacucho Rofilio Neyra, en Sarhua repartieron todo este tipo de propaganda electoral a favor de Keiko y obligaron colocar banderolas de color naranja con la letra K en sus casas, los sarhuinos dijeron estar a favor de Keiko y cuando abandonaron al pueblo sus partidarios simplemente se destruyeron la propaganda millonaria de Keiko.
Votamos por Ollanta por la salud del país y, contra el crimen y la mafia organizada que quieren regresar, una agrupación política con fachada de ‘democracia’. Esta tienda política no entiende de diálogos, consensos ni escucha al pueblo y al que discrepa elimina. Ahora se hizo justicia, Ollanta es el Presidente que todos hemos elegido. La victoria es del pueblo, Ollanta tiene un respaldo, se instaura una nueva dinámica política que demanda a los nacionalistas ser más directos y claros en su gobierno. El cambio político es necesario y hemos elegido a Ollanta para que encarne un gobierno al servicio de los peruanos, sin oportunismo.
Sarhua es un pueblo histórico y hace historias marcando un hito en los acontecimientos y eventos nacionales. Votos válidos en las elecciones presidenciales de la segunda vuelta, en Sarhua el candidato Ollanta Humala alcanzó el porcentaje mayor a nivel nacional un 96.7 % contra la aspirante Keiko de % 3.3, los sarhuinos votamos contra el retorno de la corrupción y mafia institucionalizada, en realidad fue una manifestación cívica a favor del electo presidente Ollanta Humala. Nos sigue el distrito de Kelluyo con 96.1 % de la provincia de Chucuito, departamento de Puno y otros pueblos de Puno, Cusco, Arequipa, Moquegua y Tacna.
Los sarhuinos no hemos perdido tampoco hemos ganado en estas elecciones, simplemente hemos demostrado que actuamos con memoria, conciencia y responsable, un ejemplo para el Perú. Nosotros no ocuparemos cargos públicos, ni presionaremos para lograr el apoyo del próximo gobierno; porque hemos sobrevivido 500 años al margen, abandonado y olvidado por el Estado peruano. Nosotros continuaremos labrando nuestras tierras "chakrakuna" modesta pero dignamente, qallpa allpa y pastando nuestros ganaditos que son infravalorados en las ferias y mercados, pero orgullosos y conscientes con nuestra tradición cultural milenaria: tablas pintadas, chaka chutay, yarqa aspiy y la competencia en ‘faenas’ comunales de los ayllu: Sawqa y Qullana; y, hemos hecho sentir fehacientemente con hechos históricos que tenemos poder de decisión para cambiar, apoyar y definir los destinos del país.